¡Hola!

Bienvenido al lugar donde comparto mis aventuras en restaurantes e historias del día a día.

Gracias por estar aquí :)

Quintonil

Sé que este post puede comenzar con altas expectativas, así como llegamos mi hermano y yo, el día de su cumpleaños a uno de los mejores restaurantes de Latinoamérica. 

Principalmente, las expectativas nacen al saber la historia del mexicano Jorge Vallejo, quien tiene toda mi admiración y ha demostrado, con su trabajo, la pasión que siente hacia la cocina mexicana. Vallejo viene de la escuela de Enrique Olvera, lo que también le agrega muchas rayitas a esa esperanza, digámosle así. 

Tengo que aceptar que la emoción nació desde el momento en el que hice la reservación. Recuerdo que le dije a Enrique (mi hermano) que no hiciera planes para comer, ocultando todos los detalles de “la sorpresa” (oooobvio no pude aguantar y le dije a dónde íbamos una hora después, jajaja además no podía arriesgarme a que fuera en chanclas). 

Junto con esa emoción venía un poco de miedo, pues es súuuper típico que cuando esperas mucho de algo, a veces eso se queda corto. 

Y para mi sorpresa así fue.

Pero lo que quedaron cortas fueron mis expectativas.


Quienes hayan ido a Quintonil, me entenderán. No hay nada en la atmósfera que no cuadre. La experiencia comienza mucho antes de que -incluso- llegues al lugar y eso, entre otras cosas, lo hace un restaurante excepcional. 

Todo es lindo.
Las sillas, mesas, espejos. La iluminación, La peeeerfecta terraza. La sonrisa acogedora de todo el personal. La presentación tan limpia y sofisticada de absolutamente todos los platos. El speech que tan naturalmente te dan los meseros al presentar cada uno de los tiempos del menú. 

Todo. (emoji de enamorado x 1000)


Nosotros probamos el menú degustación que en mi opinión es lo que vale más la pena, aunque también está la opción de pedir a la carta lo que gustes. 

Honestamente, todo lo que comimos me encantó porque cada bocado estaba lleno de concentración. Se puede sentir el cuidado y respeto de todos los ingredientes, también puedes ver que es verdad la expresión "menos es más", ya que no hay sabores rebuscados o elementos extravagantes. Simplemente hay SABOR y detrás de él, trabajo bien hecho.
Creo que mi plato favorito fue la tártara de aguacate tatemado, escamoles y quelites, definitivamente tienen que probarlo. 

Antes de terminar, quisiera darles unas recomendaciones.

  1. El maridaje está excelente, PERO cuidaaado friend. Considera la ocasión, pues son ocho tiempos, lo que significa ooooocho copitas que sí te pegan.

  2. Planea con anticipación tu visita y si ves que en Open Table no hay lugar, llama y pregunta (55 52 80 26 80) porque muchas veces guardan reservaciones para los que son old school y prefieren reservar por teléfono.

  3. Si decides el menú degustación, ayuna!!!!! Jajaja no es para tanto pero es mejor si comiste algo ligero antes, porque así disfrutas más :)

En fin!! Lo amamos y sin duda fue un gran factor para que el día especial de mi hermano fuera increíble.

Aquí pueden ver las fotitos para que se les antoje.

Sin más por el momento, quiero decir que soy súper fan y aplaudo a través de la emoción de mis palabras a todas las personas que hicieron de nuestra experiencia en Quintonil la más gratificante. 

Aaaaaah también hay un video que les hice para que echen taco de ojo :) 


Quintonil - Newton 55, Polanco - 55 52 80 26 80 - www.quintonil.com

Stay tuned, friends!!!
@monicooker

Zakana