¡Hola!

Bienvenido al lugar donde comparto mis aventuras en restaurantes e historias del día a día.

Gracias por estar aquí :)

¡Me regreso a Chicago!

¡Me regreso a Chicago!

Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

En una semana exactamente me regreso a Chicago!!!!!!!!!! (Imagina 20 de los emojis que más feliz te ponen). Sólo voy una semana jajajaja, pero no saben la emoción que siento, regreso después de tres meses al número uno de mis happy places. 

La última semana de mi intercambio prometí a todas las personas que veía que pronto iba a regresar y estoy súper feliz de que voy a cumplir mi promesa más pronto de lo que pensaba. 

Quiero contarte un poco sobre mi intercambio y sobre la ciudad que amo de sobremanera (Emoji de corazón, of course).

Me fui el primero de Enero del 2016 para comenzar el año con el pie derecho. Desde antes estaba más que decidido que este año sería un año de cambios, pues es cierto que muchos estaban pasando. Estaba muy feliz con "mi vida anterior" - llamémosla así - pero quería algo más. No sé si más energía, más retos, más aprendizajes, o qué. Sólo sabía que quería más. 

... Y fue justo lo que recibí. 

El reto comenzó al minuto que puse el pie sobre el avión de ida. Iba a una ciudad totalmente desconocida para mí, con costumbres e ideologías probablemente muy distintas a las que estoy acostumbrada, con un sistema diferente, literalmente a conocer desde cero. 

Afortunadamente conocí personas muy rápido. Personas que hoy puedo decir que hicieron de mi vida una mejor historia qué contar (e hicimos muuuuuuchas historias que vale la pena escuchar jaja) y también conocí rincones y espacios que me enamoraron y me inspiraron!!!! (estoy escribiendo rapidísimo de lo emocionada que me pone recordar). 

Estudié dos quarters de Hospitality Leadership, una carrera que me apasiona. Viví con cuatro niñas herrrrmosas, lindísimas y divertidas. Vi a mi mejor amiga de la infancia que tenía más de siete años que no veía. Comí delicioso. Visité lugares que me quitaron el aliento. Me divertí más que nunca. Disfruté todos los minutos del día. Canté. Aprecié el silencio de momentos que no necesitan palabras (aprendí que hay silencios que gritan lo que tienes que escuchar). Me reí. Extrañé. Reafirmé mi amor por la cocina. Lloré de lo feliz que fui. Descubrí lugares, sentimientos, personas. Quise, muchísimo. Fui extremadamente feliz. Y todo, toooodo esto, no lo cambio por nada. 

♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ 

Si tuviera que describir los ocho meses que estuve en Chicago, no terminaría este post ¿Y en una palabra? No sería justo! Para la aventura que me llenó de vida y que cambió mi mundo. 

Lo que les puedo decir es que estoy loca por volver, por ver de nuevo a mis amigos, por sentir el viento (insoportable pero característico) de mi Windy City. 

Les advierto que verán miles de fotos en mi Instagram y por supuesto, muchísimos snaps jajaja de tooodas las locuras diarias!! Acompañada de mi Pablito Tito (Pol), porque Chicago no sería lo mismo si no estuviera ella a mi lado! (Cursi? qué diceeeees)

Una vez más, gracias por leerme.
@monicooker

- No es nada de tu cuerpo -

- No es nada de tu cuerpo -

Loving yourself

Loving yourself